Hace unos días cuando vi la noticia del niño David Rafael,  de inmediato pedí en mi corazón que lo encontraran sano y salvo, tan solo de pensar que yo pudiera pasar por una tragedia de esa magnitud, se me va la vida. Es increíble tanta tristeza y miseria que hay en el mundo. Tanta maldad, tanta destrucción; gracias a Dios, no la concibo. Porque no podemos culpar a los padres puesto que es imposible ser perfecto y con todo el amor del universo somos capaces de cometer negligencias y descuidos.  A las autoridades sin duda alguna que sí, ellas sí que son culpables, pues son fácilmente coludidas con los criminales y capaces de orquestar los más macabros escenarios, claramente son el principal problema en nuestro país y el mundo entero que sufre de una grosera enfermedad en muchos de sus maléficos lideres. Pero no llenaré mi corazón de odio sino de reclamo de justicia y amor. Una persona normal como usted o yo, que ni de buena o mala se presume, tal vez ni en nuestras peores pesadillas seamos capaces de imaginar los crímenes que otros de nuestra misma especie son capaces de cometer, nuevamente Gracias a Dios por sus bendiciones.

La policía llegó dos horas después de que los familiares lo encontraron. Antes de que esto pasará  un ser sin alma llamado José Manuel A. C. antes de encontrar al niño sube en facebook esta horrorosa publicación: “Ya encontraron al mocoso muerto, ya pueden quitar su foto de perfil”. Y es que me tiembla toda el alma tan solo de citar tan insoportables palabras. Familiares y amigos están de acuerdo en qué fue casi nulo el apoyo de la policía. Las razones quién sabe quién las sabrá.

Me uno a las oraciones por esa familia que sufre, en especial por ese hermano destrozado por perder físicamente a su único y amado hermanito.

Esperemos que aparezca con bien el niño de 11 años Juan Manuel Ruiz García desaparecido el pasado 4 de julio, y otros tantos que sufren del abandono y la injusticia, que su dolor no sea en vano sino un paso a un mundo más justo. “Del primero de enero al 20 de julio del año en curso han sido reportados ausentes 94 menores en edades de los 5 a los 17 años, de los cuales 82 ya fueron localizados y 12 continúan vigentes” (Fuente. El Diario de Chihuahua)

El fatal destino pudiera tener algo de culpa, pero quienes aman a su manera, con todo el corazón, como una abuela que en muchos casos aman más que las madres, es un crimen culpar. Lo peor aun es que este niño inocente no es el único y que casos así ya van cientos en tan solo lo que va del año. Los más vulnerables siempre en las fauces de las bestias. Cuidémonos y amémonos los unos a los otros es la única esperanza para la humanidad.

Juan-Manuel-Ruiz-García

2 comentarios en “Elevo mi corazón al cielo con todo el amor de los que más amo por el niño David Rafael Santillán Vargas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s