AÑO VIEJO, AÑO NUEVO

Está por terminar el año y el tiempo trascurre como cuando se empezó a formar el universo. La evolución continua, el progreso de menos a más y de más a menos se van conformando. Las emociones e historias se derrumban y se reconstruyen nuevamente.  Cada año nacen y mueren innumerables criaturas de cada especie. Cada año nuevo se convierte en viejo y luego renace nuevamente.

El tiempo pasa, no perdona y vamos envejeciendo. Se ven pasar bruscamente los años y a pesar de todos los esfuerzos que hagamos el destino carga con muchas sorpresas que no podemos evitar. Podemos sentarnos a disfrutar pero también a observar el holograma de la vida  que a veces podemos jaquear y otras no. Entonces nos queda contemplar y dejar fluir.

Parece que los seres humanos son una creación especial, tal vez allá quien los considere la más especial de todas las formas de vida que existen no solo en el planeta sino en el universo y que de no ser por la humanidad el tiempo trascurriría como hermosas notas musicales sin final. Hay quienes creen que la raza humana da sentido al poder del amor. Sin embargo el tiempo transcurre para todos. La numeración del movimiento de acuerdo a lo que percibimos trascurre antes, durante  y después. Nos movemos y existimos hasta en la quietud de la oscura y fría oscuridad de la tumba.

Sin duda el fin de año obliga a reflexionar  y agradecer a esa fuerza incomprensible que va más allá de nuestros límites racionales, que a veces nos toca con su poder o su magia para darnos fuerza en nuestro viaje y tener una vista optimista ante el oscuro bosque que atravesamos.

 

Este año que se va estruja fuerte, el año nuevo exige más. Exige valor para enfrentar las situaciones que traerá. Ante la impotencia de sentir la omnipotencia del tiempo queda la fuerza del amor para encarar cada reto, quedan los vínculos de amor tan desinteresado como el que se tiene por los hijos, los padres y toda nuestra familia. Ante las ansias de la fugacidad del tiempo, con el cobijo de los que amamos y nos aman comenzamos un nuevo año.

LES DESEO UN 2020 LLENO DE TIEMPOS DE AMOR, PROSPERIDAD Y PAZ. BENDICIONES PARA TI Y LOS QUE AMAS, PARA  TODOS, SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE

 

 

Un comentario en “AÑO VIEJO, AÑO NUEVO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s